12 ago. 2012

Maltrato

- Alterius sub nutu degitur aetas (= se pasa la vida bajo la voluntad de otra persona). 
  (Lucrecio)
- Libertad no conozco sino la libertad de estar preso en alguien 
  cuyo nombre no puedo oír sin escalofrío.
  (Luis Cernuda)
- Porque cuando uno vive el ciclo completo de las relaciones amorosas siempre acaba recibiendo    
  una mala noticia acerca de sí mismo; siempre acabas descubriendo que eres mucho más
  despreciable de lo que pensabas, capaz de mezquindad, de celos, de deseo de posesión, de cosas
  deleznables, horribles.
  (Jaime Gil de Biedma)
- Ni contigo ni sin ti tienen mis males remedio,
  contigo porque me matas y sin ti porque me muero.
  (Anónimo)

Me aferré
a ti
cual loca mariposa 
que abraza
el tallo de la rosa
para vivir.

*

Volé
hacia ti
como ingenua polilla
que se arrima
a la luz de la llama
buscando guía.

*

Me confundí
en tu hiel
como mosca golosa
que desea libar
la dulzura
de la miel.


*

Mordí
tu beso
como ratón
que en el cepo
sólo ve
el queso.


*

Quedé
enredada
como incauta abeja
en la sutil maraña
de tu
bien tejida
tela de araña.

*

Corrí
hacia ti
como ágil cervatillo
que persigue
a la luna
en el filo
de un cuchillo.

*

Saboreé
de lleno
cual perro fiel
la frescura salvaje
de tu
mórbida piel.


*

Quedé
como paloma
presa herida
en la
jaula dorada
de tus celos y mentiras.
*

Me embriagué
como una gata en celo
del placer consentido
de tus
golpes
y
aullidos.


*

Me acerqué
a ti
cual delfín perdido
en la triste orilla
del mar varado
de mi vida.

*

¿Para vivir...?


 Es la mujer del hombre lo más bueno...

Es la mujer del hombre lo más bueno,
y locura decir que lo más malo,
su vida suele ser y su regalo,
su muerte suele ser y su veneno.

Cielo a los ojos, cándido y sereno,
que muchas veces al infierno igualo,
por raro al mundo su valor señalo,
por falso al hombre su rigor condeno.

Ella nos da su sangre, ella nos cría,
no ha hecho el cielo cosa más ingrata:
es un ángel, y a veces una arpía.

Quiere, aborrece, trata bien, maltrata,
y es la mujer al fin como sangría,
que a veces da salud, y a veces mata.

(Lope de Vega)



Soneto 126

Desmayarse, atreverse, estar furioso,
áspero, tierno, liberal, esquivo,
alentado, mortal, difunto, vivo,
leal, traidor, cobarde y animoso;


no hallar fuera del bien centro y reposo,
mostrarse alegre, triste, humilde, altivo,
enojado, valiente, fugitivo,
satisfecho, ofendido, receloso;


huir el rostro al claro desengaño,
beber veneno por licor süave
,
olvidar el provecho, amar el daño;



creer que un cielo en un infierno cabe,
dar la vida y el alma a un desengaño;
esto es amor, quien lo probó lo sabe.


(Lope de Vega)

5 comentarios:

Clarissa Rodriguez dijo...

¡Qué dolor!
Espero que no se trate de una experiencia personal, doña Eñe.

Tenemos que reconocer que para que exista maltrato en una relación de pareja, existe un maltratador pero también existe alguien que se deja maltratar.

Un abrazo cariñoso, querida amiga

Doña Eñe dijo...

> Clarissa
Hola, amiga.
No, no se trata de una experiencia personal. Cada poemita trata de un caso diferente de maltrato.
No se refiere a las mujeres sólamente, sino a los hombres también (el ratón), pero ellos no suelen denunciar por un mal entendido orgullo.
Sobre eso que dices de que "se deja maltratar", es muy cierto, pero, a veces, a quien denuncia o abandona a su pareja le cuesta la vida.
Cuando estaba escribiendo estos versos me vino a la cabeza eso de Ni contigo ni sin ti tienen mis males remedio: contigo porque me matas y sin ti porque me muero.
Gracias por tus palabras.
Un cariñoso abrazo.

Clarissa Rodriguez dijo...

El maltrato muchas veces es encubierto, tiene muchas formas y "sutilezas".
Para mi el maltrato más vil y vergonzoso es el que reciben niños y animales. Lo más terrible es que a veces, con nuestro silencio nos hacemos parte de esa crueldad.

Doña Eñe dijo...

> Clarissa
Los niños y los ancianos, sí, los seres más indefensos, a los que pongo por delante de los animales por razones obvias.
En cuanto a los animales, nos dan mucha pena los toros en la "fiesta", los perros, gatitos y demás mascotas maltratadas, pero no nos da ninguna pena matar a moscas, mosquitos, cucarachas, cerdos, vacas, pollos...etc. etc., por la sencilla razón de que unos nos molestan y otros nos alimentan.
El ser humano es egoísta por naturaleza y suele buscar excusas para deshacerse de aquellos o aquello que le molesta.
Gracias por tu nueva visita, Clarissa.
Un cariñoso abrazo.

Leovi dijo...

Estos poemas don deliciosos, saludos.