10 oct. 2010

Libre



No soy esclava del reloj,
ni de modas,
ni de ungüentos,
ni de jefes opulentos,
ni de las fétidas heces
de políticos gurús.

Huyo de leyes obscenas,
de cánticos de sirenas,
de las falsas libertades,
del circo de vanidades,
de sermones infumables,
del ruido ensordecedor.

Mi tiempo lo marca el sol,
la lluvia,
la voz del viento,
el silencio de las piedras,
el despertar de una flor.

2 comentarios:

Teresa dijo...

Mi tiempo lo marca el sol,
la lluvia,
la voz del viento,
el silencio de las piedras,
el despertar de una flor.

Me ha llenado profundamente.

Saludos y gracias por dejar tus comentarios en mis blogs.

Doña Eñe dijo...

Para Teresa:
Me alegro de que te haya gustado.
Muchas gracias por tu bonito comentario.
:-)