29 dic. 2011

De lo divino y de lo humano

Mi particular visión del Universo


Los últimos días del año son propicios para reflexionar, para emborracharse de alcohol y/o de buenos propósitos y para dejarse llevar por la nostalgia. Confieso que, de todo lo anterior, lo único que no he hecho es pillar una cogorza, aunque nunca se sabe lo que puede pasar tras tomar las 12 uvas... Achisparse un poquillo para recibir el nuevo año es una sana costumbre, buena para agilizar la mente y los latidos del corazón, más aún en tiempos difíciles como los que estamos viviendo.

Hoy, desde la paz de mis montañas, serena en una noche gélida, con las mangas de mi cálida bata casi rozándome la punta de los dedos, me dispongo a plasmar por escrito algunas reflexiones que se han paseado por mi mente estos días navideños.

En mis palabras se mezclan la ironía, el humor y la filosofía de andar por la calle, o mejor diría, por plácidos senderos, refiriéndome a esta zona rural y agreste donde vivo.



- El hombre ha creado a Dios a su imagen y semejanza; por eso le cuesta tanto creer en Él.

- Dios lo sabe todo, absolutamente todo, hasta aquello que ni Él mismo es capaz de remediar.

- Hombre, a los ojos de tu Creador eres tan pequeño como tu posible odio y tan inmenso como Su irrefutable amor.

- Si no puedes ver a Dios en la sonrisa de un niño, no lo encontrarás nunca en tu corazón.

- Eso que le pides a Dios que haga por ti..., ¿no estará esperando Dios que lo hagas tú mismo?

- No sé quién asombra más a quién: si Dios al hombre con Su creación o el hombre a Dios destruyéndola.

- Dios estaba huérfano y quiso meterse en la piel del hombre para sentir las caricias de una madre.

- Me hace reír quien se cree capaz de emular a Dios cuando un único rayo puede partirlo en dos en
  un instante.

- Dios nos va quitando vista poquito a poco porque es compasivo: no quiere que distingamos bien nuestras 
  arrugas.

- El Cielo es el caramelo que nuestro buen Padre nos tiene preparado si somos buenos.

- No utilices a tu Dios como una excusa para excluír a los que no piensan como tú: Dios es mucho más
  grande que tu intolerancia.

- La Fe son esas gafas graduadas por la divinidad.

- Amar a Dios es amarte a ti mismo en los demás.

- Cuando la divinidad se nos manifieste sin barreras humanas, todo lo material y finito se disipará y    
   percibiremos lo intangible, lo invisible, lo inaudible, lo inaudito, lo intacto, lo inmensamente infinito.
   La nada será todo y todo será sin nada.
   Nos embriagaremos del suave perfume de las almas celestiales.
   Escucharemos sin nuestros oídos la sinfonía de la perfecta armonía.
   Sentiremos en nuestro espíritu el cálido beso del aliento divino.
   Veremos sin nuestros ojos paisajes jamás soñados allende el más remoto Universo.
   Libaremos el néctar de la gracia.

- En fin, Dios me ha dicho que no celebra la Nochevieja porque en el más allá no tiene tiempo...



6 comentarios:

Mari Carmen dijo...

Doña Eñe, me ha encantado leer todas estas frases, unas me han dado qué pensar y otras me han hecho sonreír, pero la que has puesto al final:
"En fin, Dios me ha dicho que no celebra el fin de año porque en el más allá no tiene tiempo"..., es genial.
Un fuerte abrazo y mis mejores deseos para este nuevo año que comienza y todos los días de tu preciosa existencia.

Clarissa Rodriguez dijo...

Doña Eñe, tus palabras llevan a la reflexión.
Lo bueno del caso es que Dios nos conoce y conoce la intención del corazón; por otra parte su misericordia es mucho mayor de lo que podemos comprender.
En las palabras del Salmista: "Él conoce nuestra condición, se acuerda de que somos polvo"

Un gran abrazo, amiga!

Doña Eñe dijo...

> Mari Carmen
Muchas gracias por tu lindo comentario y por alegrarme con tu visita.
¡Feliz Año Nuevo!
Un abrazo.
:)

Doña Eñe dijo...

> Clarissa
Tienes razón, Clarissa, Dios nos conoce muy bien, sabe de nuestra debilidad y su misericordia es infinita.
Un abrazo y feliz 2012.
:)

Ricardo Miñana dijo...

Hola tienes un interesante espacio,
que disfrutes estos días de fiesta,
y para el nuevo año que llega se cumplan tus ilusiones.
¡¡feliz año 2012!!.
un abrazo.

Doña Eñe dijo...

> Ricardo Miñana
Hola Ricardo.
No entraba aquí desde el año pasado, por eso he tardado en responderte, discúlpame.
Bienvenido y muy agradecida por tus amables palabras.
Feliz 2012 con afecto.
:)